mas cosas sobre laponia

 

Algunos datos interesantes sobre Laponia: 56 789 habitantes, 34 567 renos, 749 colinas, posiblemente 6 ó 9 elfos y desde luego 1 Santa Claus. El verdadero país de la magia

La Laponia Finlandesa es, probablemente lo más parecido al país de las maravillas de invierno. Los contrastes son un factor clave del poder de atracción de Laponia, donde las veinticuatro horas de luz solar del verano preceden a los oscuros días de invierno, donde reina la tranquilidad de la naturaleza y todo es silencio. ¡Disfruta con tu familia de un maravilloso viaje a Laponia! 

Laponia es la última tierra salvaje de Europa. Su precioso y yermo paisaje natural tiene un encanto irresistible y el paso de las estaciones es mucho más evidente en el extremo norte del Círculo Ártico que en ningún otro lugar. Laponia (también llamada área Sápmi) es una región geográfica de Europa del Norte. Limita por el norte con el océano Ártico, por el oeste con el mar de Noruega, y por el este, con el mar de Barents. Laponia está dividida entre los Estados de Noruega, Rusia, Suecia y Finlandia. En realidad, Laponia es el país de la magia, hogar de Papá Noel, donde disfruta de un lugar exótico de una naturaleza excepcional.

Al viajar a Laponia podrás descubrir las misteriosas auroras boreales, la secreta montaña de Korvatunturi, un lugar donde los elfos pueden escuchar a los niños y saber si se están portando bien. Podrás disfrutar de una luminosidad espectacular, unos paisajes sobrecogedores, un clima distinto y unas actividades en el Círculo Polar Ártico que jamás olvidarás... Viajar a Laponia es una experiencia fantástica, tal vez el mejor viaje que puedes hacer en familia.

A los más aventureros y a quienes les guste experimentar y salirse de los caminos habituales, seguro que les atrae dormir en un iglú de hielo que se construye cada invierno y se derrite con la llegada de la primavera, en el norte de la Laponia Finlandesa o apuntarse a un apasionante safari de trineos, tirados por perros o renos. Otras propuestas de este idílico lugar son: hacer un crucero en  buque rompehielos o recorrer el parque nacional de Oulanka a caballo y vivir en una cabaña del bosque. Si lo que te gusta es la pesca del salmón, podrás capturar ejemplares de hasta veinte kilos en el río Kymi y en los rápidos de Langinkoski, que fueron los lugares de pesca favoritos del zar Alejandro III. Laponia es una de las zonas más populares para la práctica del piragüismo.

Las temperaturas medias en Laponia durante el invierno pueden asustar a simple vista. Sin embargo, hay que aclarar que el frío es muy seco y por lo tanto, con la ropa adecuada, éste se soporta confortablemente. Las temperaturas medias de Laponia pueden oscilar de los –10ºC -15ºC en enero a los –5ºC en marzo. Lo ideal es abrigarse a base de varias capas para lograr que se formen bolsas de aire entre ellas que actúen como aislante térmico. De este modo, también resulta más fácil quitarse ropa al entrar en espacios cerrados donde el cambio de temperatura respecto al exterior es muy llamativo.

Una de las cuestiones que suele despertar más dudas son las previsibles pocas horas de luz solar de las zonas sub-árticas durante el invierno. Durante lo que los finlandeses llaman “Kaamos” o “período de luz azul” la nieve, la luna y el horizonte lejano compensan por la falta de sol. Durante este periodo la luz ártica inunda toda Laponia y tanto sus habitantes como los turistas continúan con su quehacer diario y sus actividades. A medida que avanzan los meses de invierno las horas diarias de luz solar también crecen: así, en enero nos podemos encontrar con unas cuatro horas al día, en el Círculo Polar Ártico y a finales de marzo podemos tener hasta doce horas.

La emoción de presenciar la Aurora Boreal es una experiencia única en la vida para muchos. Finlandia es uno de los mejores lugares de la Tierra para observar las auroras boreales ya que aparecen en más de doscientas noches al año en la Laponia finlandesa. Folclore y leyendas al margen, el fenómeno físico de las auroras boreales se produce cuando las partículas de carga positiva (iones) que desprende el sol y viajan por el espacio a velocidades de hasta 1200 km/seg., chocan contra la tierra. Algunas de estas partículas quedan atrapadas en el campo magnético terrestre y se desplazan hasta la ionosfera. Es entonces, al colisionar contra los gases de esta capa terrestre, cuando se produce el fenómeno de luz y movimiento conocido como auroras boreales (Norte) o auroras australes (Sur). El abanico de colores va desde el rojo al verde, pasando por el azul y el violeta. Para poder ver las auroras en su máximo apogeo es necesario encontrarnos en una noche sin nubes, con temperaturas por debajo de 0ºC y una buena dosis de suerte. Alejarse un poco de las ciudades y sus luces artificiales también suele ser recomendable.

Los samis son el único pueblo indígena de la Unión Europea y residen en las regiones del norte de Finlandia, Noruega y Suecia, así como en partes del noreste de Rusia. En Finlandia, la población sami es de aproximadamente 6000 personas y la preservación de su lengua y cultura, en peligro de extinción, se rige por el parlamento autónomo de Inari, Finlandia.

Todo el mundo sabe el único y verdadero Santa Claus es finlandés y vive en Laponia. Sin embargo, como no se conoce la ubicación exacta de su escondite, lo mejor es dirigirse a su oficina de Rovaniemi. Aquí es donde recibe a los visitantes durante todo el año.

En la mayoría de países escandinavos no rige una clasificación hotelera oficial y la existente, que otorga el propio sector hotelero, no es equiparable a la española. Por la propia cultura y tradición de sus gentes, en los hoteles prima la practicidad y funcionalidad por encima de cualquier tipo de lujo, si bien es cierto que en la mayoría se pone a disposición de los clientes servicios complementarios, casi siempre gratuitos, entre los que cabe destacar la típica sauna finlandesa. Los hoteles son siempre correctos y limpios, pero las habitaciones no suelen ser muy grandes, por lo que no recomendamos usarlas como triples o cuádruples. El desayuno es siempre buffet. En los iglús y hoteles de hielo siempre se incluye un saco térmico especial.

En el folclore finlandés se asocia un elemento de misterio en la provincia más septentrional de Finlandia. Laponia es el hogar del único y verdadero Santa Claus, luz del sol a todas horas en verano y las auroras boreales casi garantizadas todas las noches de invierno. Disfruta de la espiritualidad de Laponia y nunca volverás a ser la misma persona.

 

 

confianza pnel viajar a laponia 11

 

pnel viaje a laponia special

 

 

Papa Noel en Laponia® con la organización técnica y garantía de Catai Tours te invitan a viajar a Laponia. Un increíble viaje hacía la magia, lleno de sensaciones, experiencias, naturaleza y exotismo. Un lujo a tu alcance, en un viaje especialmente dirigido a los más pequeños y que disfrutan aún más los adultos. Viaja a Laponia, un destino mágico donde tu hijo y tú podréis conocer en persona a Papá Noel y disfrutar de increíbles excursiones en el Círculo Polar Ártico en busca de la Aurora Boreal. Alojados en fantásticas cabañas, vuelos exclusivos, guías en castellano, en un maravilloso programa donde hasta el más mínimo detalle está cuidado para convertirlo en inolvidable. Descubre el país de la Navidad, donde reside la magia durante todo el año.

 

viaje a Laponia | viajes a laponia con niños | viajar a laponia | laponia Catai | Salla Laponia

 

Algunos datos interesantes sobre Laponia: 56 789 habitantes, 34 567 renos, 749 colinas, posiblemente 6 ó 9 elfos y desde luego 1 Santa Claus. El verdadero país de la magia

La Laponia Finlandesa es, probablemente lo más parecido al país de las maravillas de invierno. Los contrastes son un factor clave del poder de atracción de Laponia, donde las veinticuatro horas de luz solar del verano preceden a los oscuros días de invierno, donde reina la tranquilidad de la naturaleza y todo es silencio. ¡Disfruta con tu familia de un maravillosoviaje a Laponia

Laponia es la última tierra salvaje de Europa. Su precioso y yermo paisaje natural tiene un encanto irresistible y el paso de las estaciones es mucho más evidente en el extremo norte del Círculo Ártico que en ningún otro lugar. Laponia (también llamada área Sápmi) es una región geográfica de Europa del Norte. Limita por el norte con el océano Ártico, por el oeste con el mar de Noruega, y por el este, con el mar de Barents. Laponia está dividida entre los Estados de Noruega, Rusia, Suecia y Finlandia. En realidad, Laponia es el país de la magia, hogar de Papá Noel, donde disfruta de un lugar exótico de una naturaleza excepcional.

Al viajar a Laponia podrás descubrir las misteriosas auroras boreales, la secreta montaña de Korvatunturi, un lugar donde los elfos pueden escuchar a los niños y saber si se están portando bien. Podrás disfrutar de una luminosidad espectacular, unos paisajes sobrecogedores, un clima distinto y unas actividades en el Círculo Polar Ártico que jamás olvidarás... Viajar a Laponia es una experiencia fantástica, tal vez el mejor viaje que puedes hacer en familia.

A los más aventureros y a quienes les guste experimentar y salirse de los caminos habituales, seguro que les atrae dormir en un iglú de hielo que se construye cada invierno y se derrite con la llegada de la primavera, en el norte de la Laponia Finlandesa o apuntarse a un apasionante safari de trineos, tirados por perros o renos. Otras propuestas de este idílico lugar son: hacer un crucero en  buque rompehielos o recorrer el parque nacional de Oulanka a caballo y vivir en una cabaña del bosque. Si lo que te gusta es la pesca del salmón, podrás capturar ejemplares de hasta veinte kilos en el río Kymi y en los rápidos de Langinkoski, que fueron los lugares de pesca favoritos del zar Alejandro III. Laponia es una de las zonas más populares para la práctica del piragüismo.

Las temperaturas medias en Laponia durante el invierno pueden asustar a simple vista. Sin embargo, hay que aclarar que el frío es muy seco y por lo tanto, con la ropa adecuada, éste se soporta confortablemente. Las temperaturas medias de Laponia pueden oscilar de los –10ºC -15ºC en enero a los –5ºC en marzo. Lo ideal es abrigarse a base de varias capas para lograr que se formen bolsas de aire entre ellas que actúen como aislante térmico. De este modo, también resulta más fácil quitarse ropa al entrar en espacios cerrados donde el cambio de temperatura respecto al exterior es muy llamativo.

Una de las cuestiones que suele despertar más dudas son las previsibles pocas horas de luz solar de las zonas sub-árticas durante el invierno. Durante lo que los finlandeses llaman “Kaamos” o “período de luz azul” la nieve, la luna y el horizonte lejano compensan por la falta de sol. Durante este periodo la luz ártica inunda toda Laponia y tanto sus habitantes como los turistas continúan con su quehacer diario y sus actividades. A medida que avanzan los meses de invierno las horas diarias de luz solar también crecen: así, en enero nos podemos encontrar con unas cuatro horas al día, en el Círculo Polar Ártico y a finales de marzo podemos tener hasta doce horas.

La emoción de presenciar la Aurora Boreal es una experiencia única en la vida para muchos. Finlandia es uno de los mejores lugares de la Tierra para observar las auroras boreales ya que aparecen en más de doscientas noches al año en la Laponia finlandesa. Folclore y leyendas al margen, el fenómeno físico de las auroras boreales se produce cuando las partículas de carga positiva (iones) que desprende el sol y viajan por el espacio a velocidades de hasta 1200 km/seg., chocan contra la tierra. Algunas de estas partículas quedan atrapadas en el campo magnético terrestre y se desplazan hasta la ionosfera. Es entonces, al colisionar contra los gases de esta capa terrestre, cuando se produce el fenómeno de luz y movimiento conocido como auroras boreales (Norte) o auroras australes (Sur). El abanico de colores va desde el rojo al verde, pasando por el azul y el violeta. Para poder ver las auroras en su máximo apogeo es necesario encontrarnos en una noche sin nubes, con temperaturas por debajo de 0ºC y una buena dosis de suerte. Alejarse un poco de las ciudades y sus luces artificiales también suele ser recomendable.

Los samis son el único pueblo indígena de la Unión Europea y residen en las regiones del norte de Finlandia, Noruega y Suecia, así como en partes del noreste de Rusia. En Finlandia, la población sami es de aproximadamente 6000 personas y la preservación de su lengua y cultura, en peligro de extinción, se rige por el parlamento autónomo de Inari, Finlandia.

Todo el mundo sabe el único y verdadero Santa Claus es finlandés y vive en Laponia. Sin embargo, como no se conoce la ubicación exacta de su escondite, lo mejor es dirigirse a su oficina de Rovaniemi. Aquí es donde recibe a los visitantes durante todo el año.

En la mayoría de países escandinavos no rige una clasificación hotelera oficial y la existente, que otorga el propio sector hotelero, no es equiparable a la española. Por la propia cultura y tradición de sus gentes, en los hoteles prima la practicidad y funcionalidad por encima de cualquier tipo de lujo, si bien es cierto que en la mayoría se pone a disposición de los clientes servicios complementarios, casi siempre gratuitos, entre los que cabe destacar la típica sauna finlandesa. Los hoteles son siempre correctos y limpios, pero las habitaciones no suelen ser muy grandes, por lo que no recomendamos usarlas como triples o cuádruples. El desayuno es siempre buffet. En los iglús y hoteles de hielo siempre se incluye un saco térmico especial.

En el folclore finlandés se asocia un elemento de misterio en la provincia más septentrional de Finlandia. Laponia es el hogar del único y verdadero Santa Claus, luz del sol a todas horas en verano y las auroras boreales casi garantizadas todas las noches de i